Escorts que Practican Beso Negro en Madrid


No items found

Beso Negro con Escorts en Madrid

 

En Cleopatra Escorts no ponemos límites al placer. Por ello, contamos con escorts que realizan el servicio de beso negro en Madrid. Esta práctica sexual es poco conocida por el gran público, pero es una de las más placenteras tanto para el hombre como para la mujer.

 

¿Sabes en qué consiste? Un beso negro no es más que la estimulación por medio de la boca o la lengua del ano de otra persona. Consiste en chuparlo introduciendo los labios, presionarlo con estos o lamerlo con la lengua. La sensación de placer que produce un beso negro es indescriptible debido a que en el ano existen miles de terminaciones nerviosas. Su estimulación bucal te ofrecerá sensaciones nuevas que te deleitarán.

 

En nuestra agencia de escorts en Madrid contamos con chicas especialistas en besos negros. En pocos años esta técnica sexual se ha convertido en una de las más solicitadas por nuestros clientes. Y es que la presión que ejercen unos carnosos labios femeninos sobre tu ano puede llegar a ser una sensación única de lo más placentera.

 

Qué es el beso negro o anilingus

 

Al beso negro también se le conoce como “anilingus” o “beso de colibrí”. Consiste en que la lengua penetre hasta el ano, de forma que se logre estimular con los labios y la lengua la zona del periné. Esta zona es altamente sensible y su estimulación es muy placentera. Especialmente en el caso de los hombres, que tienen localizado en esta zona tan erógena su punto G.

 

El masaje prostático junto con el beso negro harán que experimentes uno de los orgasmos más increíbles de tu vida. Ponte en las manos expertas de nuestras escorts en Madrid y alcanza el clímax.

 

Placer inédito con Escorts en Madrid

 

El beso negro es disfrutado indistintamente por personas de cualquier orientación sexual. Durante años tuvo fama de ser una práctica restringida a parejas homosexuales, pero nada más lejos de la realidad. Olvida los tabúes y disfruta de un buen beso negro con una de nuestras escorts en Madrid.

 

Nuestras experimentadas señoritas de compañía lograrán que te olvides del pudor que causa todo lo que tiene que ver con el trasero. Y es que, a día de hoy, aún son muchas personas las que consideran esta zona de su cuerpo como una parte indigna, limitada a funciones escatológicas. Abre tu mente y déjate guiar por tu escort. Ella conseguirá que te libres de la represión y disfrutes de lo lindo de tu culo con un buen beso negro.

 

Tu escort recorrerá tu periné con su lengua, humedecerá toda la zona y acariciará tu ano con la punta de su lengua en tensión. Sentir la presión de sus labios, el calor de su aliento y la humedad de su lengua deslizándose por tu ano te harán alcanzar la máxima excitación. Cuando pruebes el beso negro querrás convertirlo en una deliciosa rutina en tus encuentros íntimos. Las sensaciones inéditas que te hará percibir podrán llevarte incluso al orgasmo si te relajas y disfrutas plenamente de lo que estás viviendo.

 

Beso Negro como antesala de sexo anal

 

El beso negro puede convertirse en la mejor antesala antes de practicar sexo anal. El ano es una zona erógena todavía olvidada por muchas personas. La educación recibida durante años ha hecho que esto sea así. Sin embargo, el ano cuenta con miles de terminaciones nerviosas, por lo que se convierte en una zona del cuerpo humano que, bien estimulada, puede provocar un gran placer.

 

Nuestras escorts son conscientes de ello, por eso te ofrecen la posibilidad de recibir un buen beso negro y experimentar el mejor sexo anal de Madrid. Muchas de nuestras chicas son expertas en estimular el ano masculino. Esta zona no se lubrica ni se dilata de forma natural, por lo que se ayudarán de lubricante y juguetes específicos para que puedas disfrutar sin miedo a sufrir lesiones o fisuras en la zona.

 

Ponte en manos de nuestras escorts que practican beso negro en Madrid y comienza ya a librarte de tus propios tabúes. Contacta con nuestra agencia y buscaremos a la mejor escort para ti.

 

¡No pongas límites a tu propio placer!