masajes-eroticos-hotel-madrid
masajes-eroticos-hotel-madrid

Masajes eróticos hotel Madrid. Estancias en la capital de lo más relajantes

¿Eres un hombre que se dedica a los negocios y estás en Madrid? No dejes que el trabajo te atrape. Disfruta de los masajes eróticos hotel Madrid. ¿Quieres saber más? No dejes de leer este artículo.

El ocio y el negocio no están reñidos

Yo también soy un empresario de éxito como tú. Me he visto miles de veces envuelto en viajes por trabajo. No sólo dentro de España o Europa. Mínimo una vez cada dos meses salgo del territorio español.

Al principio me centraba únicamente en mis tareas. Me exigía a mí mismo demasiado en este tipo de salidas. Ser el responsable de un gran negocio no son sólo ventajas económicas. Los niveles de estrés a los que te expones son tremendos. Sabrás de lo que te hablo, ¿no?

En una de mis estancias en Madrid fui de after work con uno de los peces gordos con los que estaba tratando allí. Inicialmente era un ‘copeo’ por compromiso. Pero salir con él me cambió la forma de pensar.

Yo quise retirarme pronto. Pero me insistió para tomar un par más y me dijo una frase que me marcó “¿Para qué trabajas tanto si no gastas parte de lo que ganas en darte pequeños placeres? La vida no es sólo picar piedra?” Y tenía razón.

Al día siguiente nos vimos para terminar de cerrar el trato que teníamos entre manos. Bromeamos un poco sobre la resaca para hacer el trámite más distendido. Al acabar me dijo “me voy, que tengo tarea” mientras guiñaba un ojo. Le pregunté de qué se trataba (porque no entendí) y me comentó acerca de los masajes eróticos hotel Madrid.

Al llegar a mi hotel lo googleé. Me enteré de que era un servicio de masajes con final feliz. Con sus palabras del día anterior sobre darte pequeños placeres aún recientes en mi cabeza decidí probar. Los tipos de masajes eróticos hotel Madrid eran muy variados. Al igual que las chicas que los ofertaban. Así que no sabía por cuál empezar ni quiénes serían fiables.   

masajes-eroticos-hotel-madrid-1

Tipos de masajes eróticos: en la variedad está el gusto

Estuve eligiendo entre el servicio de masajes en hoteles que encontré. Dado que es el preliminar perfecto antes del ‘final feliz’ era importante escoger bien. Estos son los que más me llamaron la atención:

Masaje tántrico: un masaje que se suele realizar sobre todo a parejas. Se busca en muchas ocasiones afianzar la conexión entre los miembros. Se buscan sensaciones y no sólo se juega con lo físico. Es una disciplina budista que también se centra en mejorar la espiritualidad y mentalidad. Se trabaja con las energías y sensaciones.

Masaje a cuatro manos: en él intervienen dos personas. De ahí su nombre. Ambos lados del cuerpo están siendo activados a la vez. E incluso puede que una de las masajistas esté dándote las friegas y la otra masturbándote mientras tanto. Aquí el cliente participa activamente haciendo distintos tipos de respiraciones.

Masaje nuru: es un masaje en el que se emplea un aceite especial que le da esta denominación. Se trata de una práctica en el que la mujer y el hombre se embadurnan de esta sustancia para que los cuerpos resbalen mejor. Se aplican diferentes presiones y ritmos para que la relajación y el disfrute sean mayores.

Masaje con técnica del pulgar: en este la persona que masajea se centra en emplear sus pulgares. Ambos dedos son utilizados especialmente en la parte más baja de la espalda. Se recorre el área que abarca de cintura a glúteos. Los movimientos que se hacen son rápidos y cortos para que se note la incisión.

Yo me quedé con el masaje nuru. Me pareció el más interesante y el que más iba con lo que andaba buscando. Me resultó súper sexy la idea de que una jovencita desnuda y llena de aceite se resbalara sobre mí.

masajes-eroticos-hotel-madrid-1

Dónde encontrar un buen servicio de masajes en hoteles en Madrid

Mi agencia favorita para escoger a escorts masajistas es Cleopatra Escorts. Es a la que siempre recurro cuando me toca estar varios días en la capital. Alguna vez he ido personalmente para ver sus instalaciones o para disfrutar de otro tipo de servicios lujuriosos. Siempre quedo encantado.

Allí hay escorts de todos los tipos. Las nacionalidades de sus chicas son diversas. Al igual que sus rasgos físicos y sus edades. A veces no me apetece estar con alguien que me reste tantos años. Pasar una velada con una escort madurita es algunas noches lo que busco.

Insisto. En cuanto al servicio de masajes en hoteles es de las mejores. Abren todo el día y puedes contactar a través de su web o llamando. Enseguida te mandan a la masajista que escojas al sitio en el que te alojes.

¿Aún tienes dudas? Haz como yo y atrévete a probar un masaje erótico de Cleopatra. Verás cómo va a cambiar tu concepto.

¡Vamos, que la vida son dos días!

error: Contenido protegido con Copyright !!